sábado, 14 de marzo de 2015

Por qué acudir a un@ Expert@ en Color? O qué hace falta tener para ser uno de éllos.

La figura del/la Expert@ en Color es poco -por no decir nada - conocida en España. Luego, ¿por qué acudir a él/élla?¿ Crees que elegir un color es sencillo?¿O distinguir entre sus múltiples matices? Voy a intentar aclararlo en este post.

Las empresas que trabajan en el campo de la especificación de color suelen someter a sus empleados a tests de percepción del color, pues no todos lo percibimos igual. Entre los factores que influyen en estas diferencias estan las deficiencias en la percepción del color, conocida bajo el nombre de daltonismo.


Tal como lo explica la Wikipedia:



"Las células sensoriales (fotorreceptores) de la retina que reaccionan en respuesta a la luz son de dos tipos: conos y bastones. Los bastones se activan en la oscuridad y sólo permiten distinguir el negro, el blanco y los distintos grises. Nos permiten percibir el contraste. Los conos, en cambio, funcionan de día y en ambientes iluminados y hacen posible la visión de los colores. Existen tres tipos de conos; uno especialmente sensible a la luz roja, otro a la luz verde y un tercero a la luz azul (RGB). Tanto los conos como los bastones se conectan con los centros cerebrales de la visión por medio del nervio óptico.
La combinación de estos tres colores básicos: rojo, verde y azul permite diferenciar numerosos tonos. El ojo humano puede percibir alrededor de 8000 colores y matices con un determinado nivel de luminancia. Es en el cerebro donde se lleva a cabo esta interpretación."

Una persona con una visión normal del color, percibe este espectro:
En cambio, una persona que padezca de protanopia -ausencia total de los fotorreceptores retinianos del rojo- percibe estos colores:



Una persona con deuteronopia o ceguera al color verde percibirá los colores así:


Existe también una alteración en la percepción del color llamada tritanopia, que afecta la percepción del color azul y lleva a percibir los colores de la forma siguiente:


Visto esto, es fácil comprender que no todas las personas pueden prescribir colores para un interior o para la industria.De hecho, las grandes compañías que trabajan en el campo del color, suelen someter a sus empleaados a tests especializados de percepción del color. Uno de los más conocidos es el de Xrite-Pantone, basado en el Farnsworth Munsell 100 Hue Test. Este test mide la acuidad o agudeza visual en la percepción de los colores por parte de la persona que se somete a él. 

Este artículo viene a cuento de la pregunta de una blogger en Tumblr sobre el color de un vestido que dió la vuelta al mundo, pues había quien lo percibía como blanco y dorado y quien lo percibía como azul y negro, y que hizo saltar a la palestra la cuestión sobre las diferencias en la percepción del color:


Esta discusión nos ha venido a los que tratamos con el color cómo anillo al dedo, para que la gente entienda que el trabajo que hacemos se debe a algo y es necesario e importante. Se desprende de todo ello que no cualquier persona está capacitada para prescribir colores. Y la misma discusión llevó a algunos expertos a rescatar sus resultados en cuanto a su acuidad o agudeza visual por lo que al color se refiere. 

Yo misma me sometí nuevamente al Test de X-rite y mis resultados fueron los siguientes, ilustrados mediante capturas de pantalla del dia 2 de marzo de 2015:


Los pequeños rectángulos señalan la zona en qué la percepción del color presenta algún problema para mi. 

Al someter mi edad y género, la comparación de resultados fué la siguiente:



Cómo véis, mi puntuación es de 4 puntos sobre 99, dónde obtener -0- representa una visión perfecta. O sea que a pesar de mis pronto 58 años no me puedo quejar nada sobre mi acuidad visual en cuanto a la percepción del color, aún siendo consciente que con la edad ésta se ve perjudicada.

Es por éllo que me considero una persona apta para prescribir en el campo del color, no tan sólo porque me haya formado y por que practique la creación de mis propios colores a partir de los primarios cuando pinto.

Espero que a partir de ahora quede más claro todo lo que hace falta para ser un Experto en Color y el público se dé cuenta de que no es tan fácil cómo parece el elegirlos, y que por éllo es necesario contratar nuestros servicios. No toda persona que habla de color significa que sea uan experta en el mismo ni que disponga de las condiciones fisiológicas ni de la formación idóneas...

¡Saludos cordiales!

Isabel de Yzaguirre,

La Colorista®

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada